martes, 14 de abril de 2020

La influencia del clima, en la pandemia del coronavirus


*Dias despues de escribir y publicar este post, que se titulaba: ¿Influye el clima en la propagación del coronavirus? , apareció en los medios de comunicación esta noticia, ya cientificamente contrastada, y por ello decidimos cambiar asertivamente el título del mismo:  


Con motivo de la actual pandemia de coronavirus, son numerosas las fakes noticias seudocientíficas que van saliendo a la luz. Muchas de ellas contradictorias y algunas incluso parece que proceden de autoridades o entidades científicas.

Con esa prudencia ante lo desconocido hasta ahora; Cualquier médico, singularmente los de familia, con su natural instinto de observación clinica y anamnésica, (habitualmente llamado "ojo clinico"),  observa algunos hechos que  tal vez pudieran sugerir algo de luz.
Y uno de ellos es la observación de algunas evidencias epidemiologicas: como que la transmisión del coronavirus, es de una gran contagiosidad pero morbimortalidad selectiva; Por ejemplo: una mayor incidencia en ancianos o mayores de 60 años, y también mayor tasa en hombres, asi como la casi total inmunidad en niños.
 Todo lo cual sugiere que sin duda estamos ante un problema de diferentes respuestas inmunitarias ante el mismo agente etiológico.

Y una de los factores que parecen evidentes y tal vez no parece haberse remarcado lo suficiente hasta ahora, al menos que sepamos,  seria la influencia del clima en la propagación de la pandemia.
Tan  solo hay que observar el mapa de contagios y sobre todo, lo más importante: las temperaturas en las zonas geográficas de mayor incidencia:  y todo parece  sugerir que  existe una mayor incidencia y por ello contagiosidad en zonas donde las temperaturas ha sido bajas estacionalmente, desde Wuhan cuando surgió en el que las temperaturas fueron muy bajas. En Italia donde el sur calido está casi libre de ella. O para ser más cercanos, en España donde existe tanta diversidad climática y ambiental

 Y aquí observamos que las zonas de mayor incidencia en España, han sido las tradicionalmente más gélidas  como Ávila, Soria, Teruel, Segovia, también Madrid en esta época, donde incluso ha nevado, y dentro de la provincia, hay mayor tasa en las zonas más frias como los pueblos de la sierra.
 Sin duda podrían existir otros muchos factores influyentes, como la mayor población mayor en algunas de ellas, pero no en todas pues por ejemplo en los pueblos de la sierra de Madrid, se rompe esa premisa, asi como en Extremadura.
 Por el contrario en la zonas más cálidas como Andalucía , Murcia, Levante, o Canarias, la incidencia ha sido notablemente inferior y sorprendentemente baja

16-4-20 *Pero el caso mas clarividente y que corroboraria esta realidad epidemiologica -que hemos conocido despues de la 1ª publicación de este post- es el conocimiento de la diferencia de casos y muertes de Covid 19 tambien en EEUU.  
Donde la incidencia es infinitamente superior en estados como el de New York, que en el de California aun contando este con las ciudades mas pobladas y transitadas del mundo: San Francisco y Los Angeles:  
 Se preguntaba el diario EL PAIS esto : ¿Por qué el coronavirus no está afectando igual a California y a Nueva York?

 La incógnita es Portugal que, al margen de las medidas preventivas tomadas, tiene también una sorprendente  baja incidencia. Lo que implicaría que tal vez desde  el  punto de vista climático, podría haber otros factores “protectores” que pudieran influir, sin olvidar los vientos y brisas oceanicas, que 'abanican' o "renuevan" el aire del pais vecino.

Así pues, parece que  las zonas costeras, y más si son cálidas, pudieran jugar un factor protector determinante.
Sería oportuno recordar  lo que dice la sabiduría popular:” Donde entra el sol, no entra el médico y eso se percibe más en los días soleados, donde se observa que instintivamente la población sale mas a la calle y con mas alegría y confianza, al margen de la influencia de la luz solar sobre el metabolismo y el ciclo circadiano del ser humano.

Pero también parece existir la evidencia de que el virus es afortunadamente muy termolábil incluyendo a las radiaciones ultravioleta.

Esa sería la esperanza, que ya empieza a ser evidente, de la menor incidencia en Países cálidos como México, donde en los mismos días que habia la mayor tasa de incidencia en su vecino EEUU, alli se estaban anunciando muy altas temperaturas, así como una altísima radiación solar, que pudiera resultar  perjudicial para la personas de piel más blanca, pero que sin embargo actuaría como defensa natural contra la propagación del virus. O África,  donde parece que el virus está "pasando de largo".

Se podría decir  que es lo mismo que pasa con otras epidemias, como la de la gripe cuya mayor incidencia también coincide con etapas climáticas más frias O por que no, recordar la devastadora pandemia de gripe de 1918, que al parecer finalizó con la llegada del verano.

 !Ojala! Dios nos envié pronto el escudo protector del sol,  en su mayor ampliación y radiación, aunque tengamos que embadurnarnos de dermoprotectores solares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario