lunes, 20 de junio de 2011

Siete principios para ser un Gran Medico

Gregorio Marañón junto al busto de Ramon y Cajal

Inspirándonos en los maestros humanistas de la Medicina como Gregorio Marañón, podemos hacer una síntesis de los grandes principios que se precisarían para ser un gran Médico.

Aunque básicamente ya están recogidos desde hace mas de dos mil años, en el Juramento Hipocrático, por ser eternos y universales, pero hay que reconocer que hoy en día, están un tanto diluidos y desdibujados por la propia realidad social.

Y es que, si bien debemos admitir que no es fácil llegar a ellos plenamente, pero si al menos, el poder tenerlos
siempre presentes en nuestro horizonte profesional, tal vez sea ya un gran logro y debiera ser un objetivo irrenunciable.
Asimismo conocerlos y reconocerlos, especialmente para las nuevas generaciones de médicos, puede suponer una manera de dirigir hacia un horizonte mas fecundo su trayectoria profesional.

Los princípios que se precisarían para ser un Gran Médico son:

1- Generosidad absoluta
Estas luminosas palabras de G. Marañón lo dicen todo:

Ser, en verdad, un gran médico es el amor invariable al que sufre y la generosidad en la prestación de la ciencia, que han de brotar en cada minuto sin esfuerzo, naturalmente, como el agua del manantial..

.. con la idea clavada en el corazón de que trabajamos con instrumentos imperfectos y con medios de utilidad insegura, pero con la conciencia cierta de que hasta donde no puede llegar el saber, llega siempre el amor”

2- Cultivar y preservar los principios morales

Sabiendo que estos, siempre serán el motor de nuestra actividad profesional.
Y admitiendo que en mayor o menos medida, siempre se hallaran cuestionados o amenazados desde la propia realidad social.

Nuevamente estas palabras de G. Marañón :

"Si ser médico es entregar la vida a la misión elegida.
Si ser médico es no cansarse nunca de estudiar y tener todos los días la humildad de aprender la nueva lección de cada día.
Si ser médico es hacer de la ambición nobleza; del interés, generosidad, del tiempo destiempo; y de la ciencia servicio al hombre que es el hijo de Dios.
Si ser médico es amor, infinito amor, a nuestro semejante....
Entonces ser medico es la divina ilusión de que el dolor sea goce; la enfermedad salud; y la muerte vida."

3- Defender siempre la Dignidad humana

Reconociendo que es intrínseca al ser humano y no depende de las circunstancias, cualesquiera que estas sean: edad, salud, sexo, religión, color de piel, hallarse dentro o fuera de su país ... o "dentro o fuera de su madre", etc.

Esto conlleva no perder el sentido critico ante situaciones injustas, y luchar en lo posible y en "lo imposible" contra medidas aberrantes o presiones del poder establecido que atenten contra la Dignidad humana y/o contra la vida.

 "No existen fronteras para el medico: su pasaporte es universal, carece de caducidad y tiene una sola nacionalidad: la Humanidad"  * Juan Francisco Jimenez Borreguero
4- Vivir el compañerismo

Gregorio Marañon y Fleming

Compañerismo lo podríamos definir como el fraternal sentimiento de amistad que surge espontáneo, hacia quien comparte el mismo camino y destino: la Dignidad humana, y hacia quien sostiene el mismo peso: el de la responsabilidad.

A este respecto G. Marañón nos dice:
“ Hablar mal de otro médico es, por muchas razones que tengamos para ello, hablar mal de la Medicina, y por lo tanto, hablar mal de nosotros mismos.
La Medicina vive de su indudable eficacia, cada día mayor; pero vive también y actúa beneficiosamente gracias a su prestigio, al mito de su eficacia, que es parte del honor profesional.”
"Cuidar ese prestigio es obligación primordial de los médicos, sin mas limitaciones que las que impone la salud del enfermo y la propia conciencia".
Desautorizar la actuación de un colega puede convenir a la vanidad o al interés inmediatamente del que critica; pero pronto la piedra, de rebote, caerá sobre su propia cabeza y sobre la cabeza de la Medicina".

5- Cultivar y estimular el entusiasmo
Alguien dijo que el entusiasmo es la hormona del alma, y por ello el signo de salud espiritual.
Hay que admitir que no es fácil preservarlo en estos tiempos de desencuentro, en los que la sanidad en España, esta gestionada bajo criterios manipulativos por el poder político, degradando y pervirtiendo a menudo el acto médico.
Aunque siempre existe un espacio inviolable e inaccesible en la relación médico-paciente, que nos permite desarrollar y hacer fecunda la acción propiamente medica y humana.
El entusiasmo también se manifiesta a través del estudio y actualización del conocimiento pues la Medicina crece mas deprisa que nosotros mismos.

A este respecto G. Marañón nos dice
" El medico escéptico, por lo tanto esta casi inerme en la lucha contra la enfermedad "

6- Vivir y transmitir el humanismo medico

Todos los trabajos suponen cuotas de poder social, y el medico sin duda, lo posee en mayor grado.
Administrar ese poder con responsabilidad es tarea de todos, recordando siempre que es un poder "prestado", y que hay que devolverlo -a veces a precio de usura- en forma de servicio y generosidad, evitando los abusos o "borracheras de poder" .

Por ello se debe procurar siempre el trato humano.
Todos los médicos sabemos, y son múltiples los casos que lo corroboran, que "la esperanza también es curativa", y por ello cerrar puertas, aun cuando parezca "objetivamente" (nunca lo es ) que no hay horizonte, es tal vez una forma de cortar y acortar vidas

A este respecto G. Marañón nos dice:
Debemos declarar heroicamente que el medico no solo puede, sino que a veces, debe mentir. Y no solo por caridad, sino con el más riguroso criterio científico.
Mucho tiempo antes del auge de la Medicina psicosomática sabíamos todos que una piadosa e inteligente inexactitud deliberadamente imbuida en la mente de un enfermo puede beneficiarle mas que todas las drogas de la farmacopea.


Ahora repito lo que he dicho otras veces: que estos médicos que atropellan la infinita sensibilidad de un enfermo y de sus familiares con tal de no equivocarse, con tal de que no padezca su reputación, son lo peor de la profesión nuestra; mas nocivos que los médicos distraídos y que los ignorantes
" GM.

lll..
7- Cultivar otras actividades creativas extramedicas
Ya dice el refrán que "Quien sólo sabe de medicina, ni de medicina sabe" .

Y es que, la propia naturaleza del trabajo del médico conlleva a estar en contacto con el sufrimiento humano y la muerte, lo que tal vez le impulsa hacia actividades artísticas como reacción compensadora y saludable.

Sobre esto, nos ilumina G. Marañón también, con estas palabras:
"Vivir no es solo existir, sino existir y crear; saber, gozar y sufrir, y no dormir sin soñar; ....descansar es empezar a morir"

"Todo pasa menos la Verdad y la belleza, pero la Verdad no es de este mundo,.. la belleza si".

12 comentarios:

  1. Gracias por exponer estos grandes principios de nuestra profesion, la verdad es que no los conocia en esa profundidad, al menos yo no los estudie en la Facultad, ni conocia tampoco esa faceta de dr. Marañon.
    Otra cosa es que sean viables , porque en consultas de primaria de menos de 5 minutos por paciente que son menos de 3 minutos reales, no se como se puede tener un trato humano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Basto solo un segundo para irradiar fe y esperanza.

      Eliminar
  2. Ejemplar entrada, Juan. Estoy seguro de que la utilizaré muchas veces como referencia.
    Muchas gracias, y un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias , por vuestros comentarios , Francisco comparto admiracion por tus blogs, siempre tan creativos y enriquecedores .

    ResponderEliminar
  4. ¡Enhorabuena por el "Sunshine Award", Juan!
    Iba a compartirlo contigo, pero acabo de comprobar que nuestro común amigo, José Manuel Brea, lo ha hecho ya desde su "Medicina y Melodía". Nombraré a otro, para darle la más amplia difusión al Premio. Pero hubiera estado encantado de otorgárselo a este blog, porque lo merece.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Francisco , y gracias Jose Manuel , la verdad es que me parece una iniciativa muy bonita , en cuanto pueda me uno a esta valiosa dinamica

    ResponderEliminar
  6. esta muy bonita me enseño un monton

    ResponderEliminar
  7. Guadalupe Martinez20 de julio de 2012, 13:35

    Principios valiosos y hermosamente expresados, para una profesion excelsa.
    Creo que deberiamos conocerlos todos los estudiantes de Medicina, personalmente lo he difundido entre mis compañeros y coinciden en mi opinión. Gracias desde Mexico

    ResponderEliminar
  8. Gracias Guadalupe, desde tu hermoso pais todo se ve mas bonito.

    ResponderEliminar
  9. Hé leído publicaciones del "Maestro", pero ésto es toda una cátedra. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  10. UNA FOTOGRAFÍA FENOMENAL DON SANTIAGO RAMON Y DR MARAÑON QUE DOS NO?

    ResponderEliminar