domingo, 24 de abril de 2016

Errores y "desviaciones profesionales" de los servicios sanitarios 112


Vaya por delante nuestro conocimiento y reconocimiento de la eficiencia general de los servicios sanitarios de urgencias denominados del "112", y sobre todo de la profesionalidad, generosidad y humanidad de sus profesionales en general, cualidades todas ellas que forman parte de la idiosincrasia hispana.

Pero dicho esto, procedemos a describir algunos  errores, "vicios" o desviaciones profesionales que consideramos se pueden dar en la asistencia a este nivel, y que por ser subsanables, debemos exponer.
En sucesivas entradas describiremos otros que tambien se pueden dar en los demas eslabones o niveles sanitarios.
Consideramos que en su mayor parte son debidos a una ineficiente gestión de los recursos humanos, defectos todos ellos derivados de la secular utilizacion en nuestro pais de la sanidad como instrumento político-electoral para la manipulación de las masas.
Y mas directamente por la sobrecarga asistencial, falta de medios y el  engaño o desconocimiento  del "votante", paciente o usuario, que presupone la infinitud de los recursos sanitarios, lo que conduce a menudo a un uso abusivo de dichos servicios

Y para mostrar esta realidad, nada mejor que exponer dos ejemplos basados en hechos reales:

CASO 1:
Avisan al médico de familia de un centro de salud mientras esta pasando consulta, que acaba de llegar una  paciente que refiere dolor precordial desde hace una media hora.
Se procede a atenderla inmediatamente, examinarla  y a hacer Ecg, observándose bloqueo de rama izquierda con grandes cambios en el trazado y otros trastornos  de repolarizacion (bloqueo registrado ya en su historia clínica como cronico); Dada la sintomatología aguda  de c. isquemica,  y Ecg anormal se procede a llamar al 112;
Como persiste el dolor precordial opresivo se administra cafinitrina , diazepan y Aas. sublingual, cediendo en gran medida el dolor (antes se comprobaron constantes vitales TA, FC,  O2, etc.) .
Cuando  llega la " UVI móvil" a los pocos minutos, estos observan el Ecg y confirman el diagnostico de bloqueo de RI. que catalogan como crónico, y como el dolor precordial ha disminuido, se procede a remitir a la paciente a su domicilio y observación.

Afortunadamente antes de irse hablan de nuevo con el medico de familia, y este les insiste que a su juicio y aunque no conoce a la paciente,  al margen del Ecg impreciso, les refiere que la clínica aguda es claramente de c. isquemia e incluso el hecho de haber cedido parcialmente con cafinitrina lo confirmaría aun mas, tras intercambio pareceres e insistencia del medico de familia,  deciden en lugar de remitirla a su domicilio, enviarla  a hospital en ambulancia normal  para observación

Resultado: ingreso hospitario Dg.: c isquemica, infarto, cateterismo, stein, etc...
Afortunadamente la paciente esta bien y ya esta controlada. 

  ¿Por que se ha producido este posible error o exceso de confianza ?
 1- Tal vez por la habitual sobrecarga de servicio, seguramente a los pocos minutos tendrían que atender otras urgencias como un accidente, etc..y  "sobreatender a unos puede suponer desasistir a otros".
2-  Por el porcentaje tan alto de falsas alarmas, y de uso abusivo  de este servicio,

Cuyas posibles causas sociales  ya las expusimos repetidamente serian la triada : "la barra libre sanitaria", "lo que nada cuesta en menos se valora", y por la regla numero uno que rige cualquier actividad social humana: "A coste cero: demanda infinita".

¿Cuales serian los errores "vicios o desviaciones" sanitarias de estas actuaciones?:  

1-Exceso de valoración en los métodos diagnósticos y desvalorización de la clínica.
2-  La tradicional "protocolo-dependencia" de los servicios de urgencias , en este caso agravada con la actual y preocupante "cafinitrino-fobia" , que parece sustituir  a la "cortico-fobia" que ha "reinado" durante al menos una década.
 (Todo ello  supuestamente por la posible hipotension o shock hipotensivo inducido por la misma; En el caso que hablamos,  partimos de una TA de 150-90 y apenas varió la misma despues de su administración, tras media hora.) ( aunque siempre es mejor la administración en comprimidos que en spray)

CASO NUMERO 2:
Avisan verbalmente, que en la calle próxima al centro de salud, un paciente "tetraplejico" se caído  en la vía publica cuando transitaba en su silla de ruedas motorizada.
El medico interrumpe su consulta y procede a acudir junto a una enfermera, caminando al lugar próximo   –que en la realidad no lo era tanto-  el medico habla con el 112 y le indican que ya viene una “UVI móvil” calculando este, que en menos de 6 minutos.
 El paciente se halla tumbado en la vía publica con posición del cuello y cabeza cómoda, no forzada y sobre una prenda, constantes vitales aparentemente normales al igual que la exploración  general dentro de su patología, conversación con el paciente fluida y lucida, incluso con sentido del humor por su parte,
Llama la atención la  "tetraplejia tan peculiar" pues a la exploración dice sentir las piernas y la musculatura de ambos mb. podrían competir con la de Cristiano Ronaldo.
A la espera de la "uvi-movil" en camino, se procede a no mover al paciente, vigilancia y a proteger del frio 
A los pocos minutos llega algo así como  "una nave espacial" con luces destelleantes  de colores -se supone que la UVI móvil-  de la que salen 4 o 5 "seres de color verde fosforescente" todos iguales, -se supone que sanitarios- y que parecen no conocer el idioma humano pues no responden ni escuchan  lo que les dice el medico de familia que se identifica como tal, además de con su bata blanca.
Solo se oye la voz de uno de ellos que a modo de reproche dice que: porque no le han movido si  esta tetraplejico, parece que se oye otra voz (se supone que de la medico) que dice "vamos a trasladarle a la ambulancia para valorarle",-
Pero al final parece que se hace lo que dice otro de ellos (aparentemente el camillero), y es subirle a peso ( unos 120 kg)  entre los 4 y unos viandantes mas, a su silla de ruedas, y remitirle a su domicilio, ¿sin exploración , sin dg. valorativo?, ¿sin informe?¿cual fue la causa? ¿ observaron el traumatismo CE parietal? (golpe seco cráneo sobre asfalto) ¿valoraron  sus posibles complicaciones posteriores?, ¿la silla con motor de 200 kg de peso le golpeó la pierna?
 Antes de acudir a su domicilio el paciente pasó por el centro de salud donde se le procedió a la cura de sus heridas manos, etc,  y  a dar pautas de observacion de su traumatismo CE, etc ) y remitir a su medico.
Afortunadamente el, paciente esta bien dentro de su patología y el accidente no tuvo mayores consecuencias.
¿Como se podría justificar este actuación?: Tal vez las mismas causas que en el caso anterior podrían valer.
Pero aquí se añade  un síntoma o un hecho si cabe aun mas grave e inquietante : la disolución  de la responsabilidad del medico, al extinguirse la necesaria jerarquía profesional, basada en  la misma, con las graves consecuencias sociales y vitales que ello puede acarrear.

 Nos iluminamos con estas oportunas palabras del maestro Gregorio Marañón

“Mas lo que suelen olvidar los médicos es que el progreso de su ciencia no depende solo de la difícil experimentación, sino también de la simple observación del enfermo, cuando se hace no como una rutina, sino con espíritu científico”.
“El médico debe ser antes que experimentador, naturalista; para serlo, le basta ver con ojos de investigador lo que la naturaleza en forma de dolor le presenta”.


 "El juicio clínico se compone de tres factores: intuición, empleo de los métodos científicos auxiliares, y rigurosa moralidad. 
 Si me preguntaran la categoría de estos tres factores, diría que el principal es el tercero, y el ultimo el segundo."






sábado, 16 de abril de 2016

El cambio oficial de hora y sus efectos patologicos ¿Está justificado?




Como todos los años desde hace varias décadas, se procede -al inicio de la primavera e invierno- el cambio oficial de horarios, con el adelanto o retraso de una hora.
"Teóricamente" su justificación es para ahorrar dinero en el coste de la energía, al aprovechar mas la luz solar.

Sin embargo los efectos patológicos tanto a nivel personal como social, son evidentes -mas aun en niños y ancianos- y están suficientemente probados, algunos fácilmente cuantificables estadísticamente  como un mayor numero de accidentes de trafico, de trabajo, mayor numero de  errores con resultados variados, algunos nefastos, y quien sabe si también respecto a un mayor numero de delitos de violencia "de genero" o "generales".

Y asimismo otros efectos no cuantificados oficialmente pero si constatables en las consultas medicas, en términos de desequilibrio de la salud de la población, tanto a nivel mental como físico, por ejemplo con un  aumento de  jaquecas, procesos digestivos, alergicos,  infecciosos, etc... Y otros de orden psíquico, como irritabilidad, depresión  y en general: cierta desestabilización o desequilibrio emocional.

Y es que no podemos olvidar la estrecha relación del ciclo circadiano con la salud y el equilibrio del ser humano, a nivel de su metabolismo, regulación del sueño e incluso de su alimentación.

¿Cuanto tiempo persisten estos problemas?
Pues lo cierto es pueden ser: desde varios días a varias semanas.

Y la “pregunta del millón”:
¿Vale la pena o esta justificado este cambio oficial de horario?
Pues en términos económicos parece discutible pues  el ahorro que supone, en los pocos estudios serios que existen en USA, puede ser del 5 por ciento en algunos estados, o de cero en los estados mas cercanos al meridiano de Greenwich, como es el caso de España.

No hay que olvidar que la luz que se ahorra en la noche por ejemplo en las farolas, en las casas,  etc, se debe utilizar en la mañana, y viceversa, por no hablar de la barbaridad o tortura que supone acostar a los niños cuando el sol está aun radiante.

¿Cual puede ser la verdadera razón de este cambio?
Pues dado que se produce en un cierto numero de países (en otros no, o ya lo han abandonado por su claro perjuicio social)  la razón nos parece mas relacionada con las consignas del NOM (Nuevo orden mundial), al igual que otras medidas politicas de "ingenieria social".
Y sobre todo por esa tendencia instintiva de los políticos en democracias enfermas, inmaduras (o simplemente perversas) de demostración de poder y hacer de los ciudadanos “masas”; 
 (Como nos dijo una vez un viejo pastor -y por ello sabio- : "es para hacernos "mensos", doctor")

Y para ello nada mejor, que controlar lo mas universal pero también lo mas  intimo del ser humano, que es su reloj vital”.




sábado, 9 de abril de 2016

La esperanza es lo último que se pierde





Gregorio Marañon

Cuando la realidad política de un país, aparece colapsada  y sin expectativas positivas de regeneración moral. 
Cuando la realidad profesional de un colectivo esta eclipsada por una gestión crónicamente  huérfana de responsabilidad:
 Recurrimos a uno de los grandes "dones" del ser humano: que es  la esperanza, con su poder terapéutico,  estimulante para la acción y por ello su potencialidad para cambiar la realidad.

Y nada mejor que recurrir a los grandes maestros que vivieron las mismas o peores circunstancias. 

Y es que leyendo estas palabras de nuestro maestro  Gregorio Marañón no podemos dejar de cuestionarnos  :  “La esperanza es el primer fruto de la  generosidad, ¿o es tal vez la semilla?

“Acaso por ser médico, por haber visto a  miles y miles de españoles en la profunda autenticidad que da el sufrir, tengo de la humanidad ibérica una idea mucho más alta y entrañable que la que nos enseña el artificio de la vida social y la espuma  de ese artificio que recogen las crónicas.
En este conocimiento fundo mi inquebrantable optimismo en el porvenir de España”.
 De su discurso de recepción a la Academia de la Historia. Madrid,1 936.

“Un bien y un mal, que no siempre coinciden con la pauta marcada por Dios, sino con artificios políticos que en cada época se traman para hacer pasar por bueno lo condenable y sentenciar como pésimo lo que aprobaría, quizá, el tribunal de Dios.
Tal la razón de estado, que aun gobierna el mundo, y que no es otra cosa que un trampolín inventado por los hombres para saltar por encima el catecismo”.  
Discurso en Real Academia de la Lengua,1949.

sábado, 19 de marzo de 2016

La OMC como problema

OMC
ORGANIZACION MEDICA COLEGIAL

Lo hemos dicho muchas veces: la mayoría de los problemas que afectan a la profesión médica en nuestro país -y más significativamente la actual situación de indefensión y acoso institucional que padecen los médicos de familia- creemos que son derivadas de la ausencia de representatividad, y asimismo del extenso y variopinto sistema parasitario sostenido en base a la explotación de los mismos.
Y un ejemplo de ello sería, en nuestra opinión, la inoperancia o maquina de generar problemas que supone la OMC (Organización médica colegial) que parece más dedicada a la alta política o a "corregir" el eterno y universal código deontológico de Hipócrates para adaptarlo a las políticas de ingeniería social del poder político.


Y no nos referimos solo al penúltimo conflicto -artificialmente creado- con el colectivo de enfermería respecto a la prescripción de medicamentos, donde se ha entrado ¨cómo elefante en una cacharrería¨ en la frágil relación médico-enfermería.


O a la prestación de su sede oficial para ¨debates o tablaos¨ homeopáticos.


 Nos referimos en este caso, al anuncio asépticamente presentado cada año, para hacer público el número de agresiones a médicos, generando una considerable alarma social pues todos los medios de prensa -ávidas de escándalos- se hacen amplio eco de ello. Y como casi siempre sucede cuando se dan este tipo de noticias victimistas, en las que se publicita asimismo la impunidad, pueden resultar paradójicamente contraproducentes incluso pueden servir de estímulo desde el punto de vista de la psicopatología social.
Y resulta de dudosa eficacia,  porque se echa en falta, hacer publico al mismo tiempo, un análisis y explicación de sus causas y sobre todo lo principal:  que en el caso de la Atención primaria, es la denuncia pública de la actual situación asistencial, con consultas de cinco minutos por paciente (incluidos niños) y de mas de 40 o 60 pacientes atendidos de forma continuada y sin descanso, lo que supone un riesgo para la salud pública y un atentado contra los derechos humanos.
Lastima que la gran difusión pública que tiene la OMC este tipo de comunicados, no se aproveche para romper el silencio mediático que rodea a esta situación tan alarmante de la sanidad de nuestro país, y única en el mundo.

Podríamos preguntarnos: ¿Cómo y por qué?:  Como toda estructura social de poder, para entenderlo tal vez habría que analizar su constitución y funcionamiento.
¿Es por desconocimiento de la situación?  No lo parece, pues paradójicamente su mayoría está constituida por médicos generalistas o de familia que ¨desertaron¨ un día de su actividad profesional para asentarse en tareas representativas, conociendo de primera mano la situación que hay ¨en el campo batalla¨ además de estar ampliamente informados y actualizados.
Pero la condición humana es la que es, y a veces quien huye de "la quema",  se olvida pronto del "fuego". Por lo demás, también es posible que hquien nunca tuvo vocación tampoco conozca el compañerismo

Para entenderlo mejor, tal vez habría que considerar la presión del poder político y sus amenazas más o menos veladas de suspender la colegiación obligatoria y la disolución de los Colegios profesionales y con ello su propia supervivencia institucional. 
 

sábado, 12 de marzo de 2016

El uso, abuso y maltrato a los médicos residentes



Gregorio Marañón en una sesión clínica, enseñando con su mejor "herramienta": "El mimetismo"


A raíz de esta noticia: La Comunidad de Madrid expedienta a un médico por agresiones verbales sexistas a una medico MIR,”.parece que sale a la luz una realidad que, lejos de ser un hecho aislado, tal vez sea la punta de iceberg de un problema mucho mas profundo y extendido, y que afectaría  a la raíz misma del sistema sanitario  en España.

Y es que, si hay algo especialmente deleznable, repudiable y vejatorio para toda la profesión médica, es el uso, abuso y maltrato de el-la médico en formación o “residente”.

Y no nos referimos al maltrato que proviene del sistema -que nos afecta a todos y mas significativamente a los médicos de familia-  y que por ser “impersonal” resulta menos dañino (aunque recordemos que los hospitales públicos se mantienen, sobre todo los  servicios de urgencias  y "la barra libre", en base a la explotación de este colectivo), sino que nos referimos al que se materializa dentro del propio estamento profesional, mas  en concreto por parte del médico “teóricamente" ya formado, al cual se le  encomienda una tarea educativa sobre el compañero en etapa de formación y se le dota por ello de una autoridad que puede mal-utilizar o pervertir para descargar frustraciones o pasiones personales o con fines puramente utilitaristas.

Y  es que, el componente de vileza y perversión que conllevan estos actos, seria comparable a otros delitos de no menor gravedad como el abuso de menores, maltrato de mujeres, o bulling escolar, pues también aquí se hace uso de la coacción, el miedo  y  la fuerza, en este caso en forma de poder.
No obstante -y esta es la buena noticia- también entraría como delito dentro del Código penal.
¿Por qué es especialmente grave? – Porque al igual que los otros delitos antes citados (abusos de menores, etc…) conlleva también un '"dolo o daño" no solo presente sino también futuro, con graves secuelas personales y sociales. 
Al médico en formación maltratado, se le privaria del aprendizaje de tres pilares basicos de la Medicina: 
    1-    La compasión con los mas débiles ( y por ello del enfermo), y por el contrario aprende el uso de la crueldad como medio eficaz de control humano, con todo lo que puede suponer en su futuro profesional, de déficit de empatía en la relación medico-paciente
     2-      El compañerismo: con todo que significa de respeto y reconocimiento del valor social y laboral de la Medicina.
     3-     Autoestima y valoración de la Dignidad humanao
Y es que, difícilmente alguien que presenta estos déficit formativos, puede valorar al enfermo y percibir toda su dignidad, estando por ello mas abocado a ser marioneta de políticas de ingeniería social utilitaristas: como "la eliminación" de seres humanos “inservibles" .
 Todo esto tiene también un coste  social pues el medico que ha sido maltratado en su etapa formativa, puede tener una mayor dificultad en el futuro, para realizar su trascendente labor social y humana. 

Por lo demas, debemos recordar que todo trabajo social supone una cuota de poder, pero se trata de un poder "prestado" que otorga la sociedad, y como tal es necesario hacer un uso adecuado y responsable del mismo, sabiendo que exige un pago social a plazos fijos, en forma de responsabilidad y con los más altos intereses de comprensión, en el caso del médico.
El hacer un uso abusivo o inadecuado de ese poder: con el subordinado, con el paciente o con la sociedad, es incumplir este contrato, bien porque no se ha leído “la letra pequeña”, o porque la sobrecarga “política” ha mermado, siquiera de forma pasajera, la resistencia, también humana, del médico. 
  
Recordemos algunas palabras al respecto del maestro G. Marañon: 
“La disciplina impide que el subordinado se conduzca con incorrección respecto a sus jefes; pero no sé que reglamento permite que el más alto pueda ser inconsiderado con el que ocupa las categorías humildes
El que llega, por legítimo que sea su triunfo, tiene siempre mucho que hacerse perdonar de sus semejantes. Y no hay forma más inaceptable de olvidarlo que hacer de la posición elevada pretexto para la extrema grosería”
De su libro: Vocación y ética