martes, 24 de abril de 2018

La verguenza, repugnancia y dolor, de ser médico:




Hay momentos que uno siente profundo dolor, vergüenza, repugnancia y otros sentimientos negativos difíciles de expresar, cuando se comparte profesión con quienes utilizan el mismo nombre para mancillar nuestra noble labor de médicos, en este caso para asesinar vilmente a un niño, cuyos padres tratan desesperadamente de salvar. 
El niño padece una enfermedad neurologica de etiologia  -por ahora- desconocida y se llama Alfie Evans pero lo mismo se podria llamar como nuestro hijo.

Y eso creemos que es lo que está pasando con el intento de asesinato cruel , vil , y repugnante de un niño indefenso al que no se permite sobrevivir y huir del corredor de la muerte de un hospital , todo ello con la anuencia y colaboración de médicos, jueces y políticos.

Se repite Auswich, y seguimos compartiendo profesión con doctores Méngüeles hoy en dia.

Paradójicamente o “milagrosamente” ese niño, que los padres tratan desesperadamente salvar y huir de Auswich,  y al que los “médicos” daban unos minutos de vida si se suspendía la  respiración asistida, sigue respirando por sí mismo después de más de 24 horas e hidratándose vía oral. 

Pero sigue secuestrado impidiéndose a los padres proporcionarle oxígeno, alimentos y poder escapar, todo ello  a pesar de que Italia le reclama para salvarle en otro hospital, habiéndole otorgado su nacionalidad  y se han desplazado varios médicos y avion medicalizado para facilitar su derivación y procurar otros tratamientos.


 Desde aquí nuestras oraciones y nuestra gratitud al Gobierno italiano  y a todos los que se movilizan para salvaguardar la Dignidad humana.

--

 Alfie Evans se resiste a ser asesinado y demuestra la ineptitud de los médicos ingleses

Alfie sigue respirando… ‘¿Qué van a hacer? ¿Matarlo?

ÚLTIMA HORA: ALFIE, CONDENADO A MORIR DE HAMBRE

El juez del Tribunal Superior de Justicia Anthony Hayden ha expresado su veredicto sobre la vida del niño. Visto que no pueden matarle de asfixia el estado de In glaterra decide asesinarle por inanición.