domingo, 22 de mayo de 2016

El sistema informático sanitario, como prueba de la explotación de los médicos de familia





Lo hemos dicho varias veces: los distintos sistemas informáticos sanitarios, de los que hemos de hacer uso obligado como instrumentos de trabajo, son sin duda, el mas fiel reflejo y la mejor prueba diagnostica para conocer la realidad de la atención sanitaria básica de nuestro país, denominada de “atención primaria”.

Pero tambien son el testigo mas objetivo para mostrar y demostrar la actual explotación y acoso laboral institucional que padecen los médicos de atención primaria (antes llamados "de Familia") y asimismo del maltrato y engaño que padece el paciente, que desconoce la realidad asistencial.

Y ello no solo por estos propios programas informáticos de gestión sanitaria -tantos como comunidades autónomas y cada uno con su multimillonario presupuesto de elaboración, concesión y explotación- lo que pone de manifiesto la característica fundamental de esta gestión: la ausencia de la responsabilidad. 

Sino tambien porque todos ellos tienen en comun y reflejan en si mismos: el desprecio o la no consideración del "factor tiempo" en el trabajo del médico y en su atención al paciente.

En todos ellos, el medico suele disponer de menos de cinco minutos para atender a cada paciente. Y en numerosas ocasiones llega a reducirse este tiempo aun mas, a menudo para atender a pacientes con patologias multiples, graves o incluso vitales, como vemos en la foto, en los que el médico debe atender a tres pacientes en un mismo periodo de 6 minutos.
Y ello a pesar de que teoricamente para manejar el propio sistema informatico, con un mínimo de seguridad y eficacia, se precisaría de al menos cuatro veces mas del tiempo disponible para atender a cada paciente ( recordemos que es de unos 5 minutos).

Pero también estos sistemas informáticos, pueden resultar los mejores aliados del médico de familia en su lucha por dignificar su trabajo, porque reflejan objetivamente su actividad laboral sobrecargada, y asimismo la de todos los agentes sanitarios, y con ello descubre y saca a la luz: todo el sistema parasitario que se sustenta y gira alrededor de la explotación de los médicos de familia.

Pues como en todas las situaciones ilegales, alegales o delictivas, hoy en día, el conocimiento de los datos de los ordenadores resulta  vital y probatorio “a no ser que se rompan a martillazos”.

¿Cuales serían las consecuencias de esta realidad?lo hemos dicho muchas veces:

 1-  Consultas sobresaturadas y continuadas sin descansos ni pausas, de mas de 5 a 7 horas de duracion, (en mas del 90 por ciento de los casos)  
Recordemos que a partir de la 2ª o 3ª hora, las posibilidades de cometer error humano son las mismas o mayores que las de un conductor de autobús, camión o controlador aéreo (Ellos si estan protegidos con la oblitoriedad legal de descanso, cada 2 horas )

2- La imposibilidad humana de reflejar correctamente todos los datos del registro en el sistema informático, y la practica imposibilidad de no cometer errores en la forma y en el fondo, sobre todo a partir de la 4ª hora de la explotacion laboral. 

3- La desaparición en los Centros de salud, de los médicos mayores de 60 años ( jubilaciones anticipadas, enfermedades: ictus IAM, cánceres,  etc..) pues -como en  los campos de concentracion-  son los primeros que ya no pueden soportar las condiciones infrahumanas de la explotacion laboral. 
Asi como la emigracion de los médicos mas jovenes y la practica desaparición de la especialidad de Medicina de familia y con ello la propia viabilidad de la Atención primaria a medio plazo, al impedirse la renovación generacional.

Todo ello en contraste con la proliferación de otros profesionales sanitarios, para quienes los Centros de salud son el destino dorado para jubilarse, hasta el punto de llamarlos coloquialmente "centros marina-dor".

4- Pero los sistemas informáticos son también la mejor defensa del médico, pues cualquier error, limitacion o actuación anómala del médico, queda justificada por las condiciones infrahumanas e " ilegales" a las que se ve sometido para realizar su trabajo, y que quedan fielmente reflejadas en los propios sistemas.

5- Y sobre todo reflejan: el grave problema de salud publica que supone esta realidad. 

 

8 comentarios:

  1. La verdad es que no se como hemos llegado a este punto, pero lo peor es que fuera de nuestro ambiente, la gente no sabe nada y segun los politicos, tenemos el mejor sistema sanitario del mundo

    ResponderEliminar
  2. No creas, quizas cada vez son mas los pacientes que conocen esta realidad asistencial en gran medida oculta, aunque como bien dices, para los politicos de todos los colores la sanidad sigue siendo la guinda del pastel.
    Tambien es muy posible que durante la nueva campaña electoral pueda "descubrirse el pastel" y salir este tema.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo de a a la z, pero por desgracia lo de la no sostenibilidad y viabilidad de la Atención primaria ya empieza a ser una realidad, de hecho es imposible encontrar compañeros médicos suplentes , por lo menos aquí en Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que los pocos médicos de familia que quedan (los que no han emigrado, cambiado de especialidad o estan trabajando en otras como pediatria, urgencias hospitalarias, etc.) como los que trabajan en el SAR, no pueden tampoco aguantar la explotacion laboral, y menos doblar sin descansar, para soportar una presion asistencial desmedida de la "barra libre".
      Ademas de ser contratados para sustituir a un compañero y encontrarse con la habitual sorpresa de que deben hacer el trabajo de otros dos mas.

      Eliminar
  4. Debemos dignificar atención primaria.No debemos asumir nada que no nos corresponda, ya que tenemos consultas sobresaturadas no caigamos en la trampa por no discutir, por el paciente.etc realizar tramites burocráticos que no nos competen. Somos médicos no secretarios

    ResponderEliminar
  5. Así es, querida compañera, también coincidimos en que debemos resistir y seguir intentando cambiar esta realidad.

    ResponderEliminar
  6. Mientras la sociedad no se conciencie del problema, la solución es difícil.
    La viabilidad del la Atención primaria o de los centros de salud a corto plazo parece claro que es imposible: Si no hay médicos, no hay asistencia médica; y la solución no es que se importen de China, India o América.
    Mientras todo el presupuesto sanitario se vaya para mantener el gigantesco sistema parasitario que rodea a la asistencia medico-paciente, y todo el personal sanitario y no sanitario que disfruta de "los centros marinador" gracias a la explotación laboral de los médicos, no se conciencie que este sistema no se puede mantener tal y como está, poco o nada se puede hacer.
    Si no se pone remedio, al final la burbuja explotará y la sociedad entera será la que pague.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, gracias por tu lúcida aportación.

      Eliminar