jueves, 3 de diciembre de 2015

El doctor israelí que salva palestinos y el doctor palestino que salva judíos.



La noticia y el video esta extraido de El Mundo, aqui: El doctor israelí que salva palestinos y el doctor palestino que salva judíos.
Dos hombres y un destino. Salvar vidas contra todo prejuicio. El cirujano árabe Ahmed Eid y el anestesista judío Jochanan Schiffman se entienden sin necesidad de hablar.
Una mirada es suficiente ya sea en el comedor, en el ascensor o en el quirófano del Hospital Universitario Hadassah Mt Scopus de Jerusalén. O donde estamos: en el despacho del primero, en una pausa entre la operación a una víctima de un nuevo apuñalamiento y la visita a un atacante herido gravemente ...

 Se trata de una noticia pero no de una excepción, sino que es la norma en  general de cualquier medico, podríamos decir que va en el "ADN del propio medico". De hecho en las consultas del dia a dia y de una u otra manera, se puede corroborar, especialmente desde la Medícina de familia.
Y es que, como señalábamos: "No existen fronteras para el medico: su pasaporte es universal, carece de caducidad y tiene una sola nacionalidad: la Humanidad"

 A este respecto el maestro Gregorio Marañon nos iluminaba con estas bellas palabras:
"Este hombre recto, pacifista que prefiere morir por la paz a conquistar la paz con la guerra, es casi siempre un medico.      El medico, en la guerra, es el único que no quiere matar, el único para quien no existe el enemigo, porque no hay enemigo capaz de esconderse dentro de un hermano"      

Sin embargo desde este blog, pretendemos ser también crudamente realistas y no caer en el "Síndrome de la casa de la pradera", es por ello, que debemos admitir  que la Medicina también ha claudicado históricamente, a veces, a su enemigo externo mas importante: la presión político-social de su entorno.
Recordemos el papel de la Medicina "alemana" (y  consustancialmente universal) durante el nazismo. Solo basta visitar el excelente blog: "Medicina y holocausto"
O para ser mas actuales: la claudicación de una parte importante de la Medicina de países "progresistas" ante las políticas de ingenieria social del NOM (Nuevo orden mundial), hasta el punto de asumir la eliminación de seres humanos por criterios eugenésicos, económicos o simplemente de utilidad.
Con la creación de códigos deontológicos que traicionan y tratan de hecho, de reescribir el eterno y universal Juramento Hipocratico.
Pero debemos confiar, pues nada podrar borrar nunca "el ADN de los médicos", la esencia universal de la Medicina y su inseparable unión a la Dignidad humana.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

La Medicina y su peor enemigo: el dogmatismo o "talibanismo" médico


Una de las desviaciones o "perversiones" más comunes de la profesión médica, es caer en el dogmatismo o dicho mas castizo: en el "talibanismo" médico



Y es que, partiendo de la base de que la Medicina es y será siempre una ciencia inexacta* con todo lo que esto conlleva de inseguridad, incertidumbre y responsabilidad, la salida mas fácil y la puerta mas cercana a la angustia del médico como ser humano vulnerable, es la del dogmatismo, esto es: la transformación ilusoria de su profesión en una ciencia exacta, todo ello merced a protocolos, guías  o los últimos estudios publicados en cualquier revista médica extranjera.
La otra salida o tentación más cercana, es la negación  de la Medicina como ciencia experimental y la sustitución por el pensamiento irracional, mágico, o tecnofisico, lo que llevaría a nuestro juicio, a las denominadas Medicinas alternativas desde la homeopatía, m. naturista, holistica, magnetoterapia, etc.


Todo ello en un mundo hoy, cubierto de nubes grises que oscurecen u ocluyen la Verdad, y donde todo se divisa desdibujado y resulta relativo. No hay que olvidar que algo parecido ocurre en el arte, la cocina, la literatura, la cultura en general, etc..

¿Como se manifestaría tal dogmatismo medico?: básicamente de dos formas:
1- De manera "negacionista": con el fanatismo antifarmacologico en general y más singularmente antiantibiotico, antivacunas, corticofobias, etc...
2- De manera "afirmativista": mediante la prescripcion de fármacos talismán protocolariamente establecidos, casi siempre sintomáticos, preventivos o simplemente de moda; 
Por ejemplo estátinas, antidiabéticos, antihta,  a partir de cifras ridiculas y estrictas establecidas por protocolos de "expertos"  (colesterol, glucemias, TA, densitometrias, etc.)

¿Cual seria el resultado de estas desviaciones?:
Respecto del primer caso "negacionista":  la generación de multitud de patologías crónicas sin tratar, especialmente en niño por ejemplo cuando ante todo proceso agudo respiratorio de vías altas es catalogado como vírico, sin apenas exploración previa, derivando frecuentemente en otitis, bronquiolitis, bronquitis, sinusitis, amigdalitis, procesos crónicos,  que al final terminan siendo catalogados como alérgicos
Y siendo tan solo tratados sintomáticamente , en niños a menudo con fármacos en presentaciones en forma de cubata (diluidas en soluciones alcohólicas) con los consiguientes efectos secundarios.
Respecto del segundo caso "afirmativista": se generarían  multitud de efectos teratógenos acumulativos y asímismo patologías crónicas.
Ambos casos tienen común la ausencia de tratamiento etiológico y por ello la no resolución del problema. Además de la generación de nuevas patologías crónicas, algunas de diseño como el denominado TDAH (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad).
¿Cual seria el mejor antídoto, vacuna o tratamiento contra el dogmatismo medico? Pues como nos decía el maestro G. Marañón: "estricta moralidad, ilimitada generosidad o mas poéticamente expresado: amor".
Estas son sus palabras:


"La Medicina por mucho que quiera, su ciencia seguirá siendo una ciencia embrionaria, llena de lagunas e inexactitudesy estas solo se pueden disimular con amor ".
“Ser, en verdad, un gran medico es el amor invariable al que sufre y la generosidad en la prestación de la ciencia... con la conciencia cierta de que hasta donde no puede llegar el saber, llega siempre el amor”

*Debemos recordar que si la Medicina no es una ciencia exacta es, como nos decía el maestro G Marañón: porque básicamente depende de dos factores: uno fijo o genérico, que es la propia enfermedad y otro factor eminentemente variable que es el propio enfermo y su circunstancia personalizada, de ahí la importancia del factor tiempo para el correcto ejercicio de la Medicina.
 
Nos alumbramos una vez mas, con las palabras del maestro Gregorio Marañón:
“Todas las lacras de nuestra Medicina pueden reunirse en las dos grandes manifestaciones del dogmatismo: una, práctica, el profesionalismo, y otra,teórica, el cienticifismo..

  Consiste el profesionalismo en el intento, deliberado o no, de convertir en lucrativa, en fuente de riqueza una profesión que, aunque legítimamente remunerada, debe siempre tener sobre su escudo el penacho del altruísmo..
Por cientificismo se entiende, en el caso mejor, la fe excesiva en todo lo que
viene de la ciencia; y, en el caso peor, se llama así al manejo intencionado de todo lo que no lo es, para pasar por hombre de ciencia y aprovechar indebidamente la prerrogativa que este título supone ante la gente vulgar”."
 G. Marañon

miércoles, 28 de octubre de 2015

"Comer carne produce cancer", y la OMS produce nauseas, vomito y delirio




Cuando todavía colean los últimos escándalos en torno a la OMS y sus respectivas campañas alarmistas mundiales respecto a la gripe A, Ebola, cambio climático, y otros "mantras" del denominado NOM ( Nuevo orden mundial).
Y el posterior conocimiento de la presunta  relación económica de muchos de sus miembros con los respectivos laboratorios que fabricaban las vacunas para ser adquiridas multimillonariamente por los gobiernos, cuyos habitantes se hallaban en situación de alarma social.

Teniendo en cuenta los graves problemas de salud que azotan a la humanidad, se echan en falta comunicados tan contundentes y claros como este libelo irresponsable, basado en simples hipótesis y en hechos parciales que ya conocíamos todos, respecto a la insalubridad de alimentos ahumados, etc..., pero sin embargo nada se dice sobre otros temas mucho mas graves y sobre todo con mas base científica, comenzando el desmontaje científico de la homeopatía como terapia eficaz que se utiliza unilateralmente incluso para canceres.
No hace falta ser Rappel para adivinar que detrás de esta campaña existe una estrategia ideológica y tal vez también económica de ingeniería social y contra economías emergentes.

Respecto a la base científica de este comunicado debemos señalar que tanto la historia como la propia antropología humana, pero sobre todo el sentido común, nos indican que la carne es absolutamente necesaria en la dieta humana, desde los neandertales que al parecer solo se alimentaban de carne y carecían de cáncer según los estudios epidemiológicos,
También son numerosos los estudios que relacionan beneficiosamente el consumo de proteínas de origen animal con el mayor desarrollo y fortaleza del ser humano y de los pueblos, con su mayor longevidad, etc... desde los aztecas que incluso se alimentaban de las serpientes y poseían una mayor energía y vitalidad.
Y mas cerca, las propias evidencias epidemiológicas también lo demuestran:  recordemos que es precisamente Castilla y Leon y centro de España, la zona tradicional de los asados y las matanzas, etc.., y donde mayor consumo se produce de estos productos, es donde pocentualmente existe el menor número de canceres, también colorectales, y donde hay mayor longevidad de sus habitantes.
Por lo demás, cuesta creer que por ejemplo el cordero, que ya comía hasta el propio Jesucristo, pueda ser insalubre. Solo desde el disparate y la irracionalidad se puede asumir.
Como es lógico, la ingestión de carne -como de cualquier otro alimento- lpara resultar más saludable y equilibrado es acompañarla de otros componentes como hidratos de carbono, frutas, ensaladas , etc.

Respecto al termino genérico y confuso de “carnes procesadas” –una nueva irresponsabilidad-  tal vez se incluye el jamón, cuyas propiedades saludables probadas, ya refirieron  grandes maestros como Gregorio Marañón, el cual dijo por ejemplo respecto al gazpacho, que es un alimento ideal y casi perfecto y tan solo le faltaría para serlo del todo, ponerle carne, que obviamente se puede comer de segundo plato.

Y respecto al jamón refirió: que probablemente sea una de las formas mas adecuadas de ingestión y asimilación de proteínas y la mejor medicina para muchas dolencias y desequilibrios de salud.
 Insistimos, si la OMS realmente fuera una organización independiente, responsable  y respetable, debería realizar comunicados y campañas respecto a otros muchos problemas de salud mundiales mas acuciantes, incluso respecto a alimentos como el uso de aceites de palma, colza, transgénicos, pescados con su consabido contenido en metales pesados y dioxinas, leches, frutas y verduras con fertilizantes y pesticidas , el uso desmedido de plásticos incluso a elevadas temperaturas para la alimentos, etc... Y sobre todo campañas de apoyo a la mujer embarazada y políticas de conciliación de la vida familiar y laboral dada su repercusión en la salud personal y social de la humanidad

Mientras tanto, el español "de a pie", mas sabio qué los parásitos institucionales de las Organizaciones mundiales, se toma a cachondeo esta nueva boutade, con comentarios como este:   
Queridos amigos: en un alarde de altruismo y después de las noticias vertidas a través de la oms, advirtiendo de lo cancerígeno de los embutidos y carnes rojas, he creado un servicio gratuito de recogida de jamones, chuletones de ternera, lomos, morcillas...... para seguidamente proceder a su procesamiento y destrucción con garantía ya que en nuestra casa contamos con un equipo humano altamente especializado.
gracias
PD: da igual si el jamón ya está empezado





miércoles, 21 de octubre de 2015

El médico y el cura: semejanzas y diferencias


Gregorio Marañon a la salida de misa en Toledo

De sobra es sabido que gran parte del trabajo del médico de familia en nuestro país, es labor psicosomática y social, funciones que antes asumía o compartía casi en su totalidad con el cura: desde la asistencia a enfermos crónicos o moribundos, a problemas familiares, personales o sociales.
Aunque hoy en día, el poder político con su "ingenieria social" ha conseguido reducir o erradicar dos de las estructuras sociales mas sólidas del ser humano -las mas amenazantes para la manipulación "democrática" de las masas- como son: la Iglesia y la familia.

"El médico y el cura, dos pilares de la sociedad: uno hoy, más incomprendido; el otro más sojuzgado, por el  poder político.
Dos sacerdotes del alma, dos obreros, peones o albañiles de Dios."

El maestro Marañon hace numerosas referencias a esta coincidencia de papeles, y mas significativamente en lo referente a nuestra vocación de servicio y labor social:

“En teoría, se necesita, para ser un buen médico, una calidad muy excelsa de vocación.
Si ha de ejercer su profesión en las condiciones medias, su hallazgo continuo será el dolor (...) y en suma, su asistencia social será no más alta, pero sí mucho más abnegada y penosa que la del mismo sacerdote, porque éste no tiene que afilar todos los días su ciencia, como el galeno, y sobre todo porque el sacerdote no se acerca a la miseria humana, como nosotros, con la carga terrible de la responsabilidad.

El sacerdote sabe que va a hacer seguramente un bien y que va, seguramente, a dejar en pos de si una estela de veneración.
El médico, en cambio, no sabe si, acertando o no, le acompañará la gratitud, siquiera el respeto del enfermo y de sus familiares.

Ha de ser, pues la vocación del galeno de los quilates más altos para cumplir un día y otro, con las noches que sean precisas, su misión abnegada y oscura, sobre todo en ciertos de sus aspectos, como el médico de guardia de un hospital o Casa de Socorro, o el que hace la vida de sacrificio y guardia permanente como médico titular o de visita en un barrio de los suburbios de las grandes ciudades o en las aldeas.”


Del libro Vocación y ética y otros ensayos. Madrid, 1953, Obras Completas, IX pág. 352.


G. Marañon a la salida de la catedral de Toledo

 “La razón conduce inexorablemente a Dios, y el milagro ni quita ni pone, a la suprema verdad de su existencia”.
Quien ha creado el mundo, que es un puro milagro universal, diario, repetido, de cada ser vivo, en cada una de las vibraciones infinitas de los átomos que nos circundan, en cada uno de los instantes del tiempo, ¿por qué no ha de contradecir, cuando le plazca, las leyes que gobiernan la vida y la muerte? ¿Y cuándo esas leyes se cumplen con arreglo a las pautas de lo que creemos natural? No son menos reveladoras de la grandiosa e inescrutable realidad de Dios”.
 

Sólo quien pasa por la vida con una distracción de mineral puede necesitar de los prodigios, o de lo que llamamos prodigios, para aceptar la divina realidad. “El hombre se puede sentir orgulloso de su obra.
Cierto que a veces se olvida que detrás de su genio creador está Dios. 

Pero lo importante es que el hombre es el divino instrumento de tan inmensa grandeza.
Y nada puede atenuar la eficacia infinita de la oración sin palabras del que crea, aunque lo olvide, lo dude o piense que lo niega”.


 “Menos en religión, todas las heterodoxias me fascinan”.
Del prólogo a Síndromes adiposogenitales, de J Cervera-Pino, Barcelona, 1951.




sábado, 17 de octubre de 2015

Un día cualquiera en una consulta médica cualquiera, de un Centro de salud en España




Hay muchas referencias  en blogs médicos que describen la realidad diaria de la denominada "atención primaria" en España, y mas en concreto de las consultas médicas. Y todas ellas coinciden en retratar una misma realidad: ausencia de tiempo para atender al paciente y la sobrecarga burocrática y asistencial sobre el médico, en contraste con la situación laboral del resto de personal sanitario y no sanitario
Incluso  la imagen ya habla por sí sola:
Centros de salud con las salas de espera abarrotadas de pacientes esperando ser atendidos  en las consultas médicas, y vacías para las de enfermería,
Centros de salud constituidos por personal sanitario no medico casi en su totalidad veteranos mayores de 60 años y en edad de jubilación, en contraste con médicos solo excepcionalmente mayores de 60 años. (aquellos que como en Auswich consiguen sobrevivir )
En definitiva: el retrato de todo un sistema parasitario montado en base a la explotación del médico de familia y el maltrato y engaño también del paciente, que desconoce la realidad.
Una realidad caracterizada por un tiempo  disponible para atender en consulta a cada paciente (incluidos niños) indigno e insuficiente, -recordemos es menos de 5 minutos y se pueden ver mas de 60 u 80 de forma ininterrumpida-, lo que supone de hecho, un riesgo para la salud pública y un atentado contra la Dignidad humana.
Para comprenderlo mejor tal vez solo basta leer entradas como esta del excelente blog: Humanismo médico y melodía, de nuestro querido amigo y compañero José Manuel Brea:    

http://medymel.blogspot.com.es/2015/09/una-consulta-medica-cualquiera.HTML

El doctor Devuelta se prepara para su consulta habitual de atención primaria. Tiene suerte, es propietario de su plaza, no es un eventual con un futuro incierto. Llega, más o menos descansado, cargado con preocupaciones de variable intensidad. Lleva años con la misma rutina, no exenta de variaciones, más o menos estimulantes, pero con parecida sistemática día tras día, sin excepción, o con la excepción que confirma la regla. Aunque, como dijo alguien con acierto, la medicina de familia bascula de la rutina al drama. Lo que no deja sin validez la realidad de su rutina.



Antes de comenzar, tal vez una sesión clínica, para repasar lo olvidado, cumplir un objetivo, reforzar su autoestima o completar la rutina. Sino, a comprobar en el correo oficial cualquier mandato, indicación, recordatorio o mensaje de interés. O a realizar los informes que quedaban pendientes. O a gestionar interconsultas de la novedosa y cuestionable telemedicina. De no haber alguna urgencia inesperada (el surgimiento del drama, con necesidad o no de salida del centro), la consulta del Dr. Devuelta dará comienzo conforme a la agenda establecida.



Unos 38 pacientes de media, demasiados o no, según como se vea, según como lo vean otros desde afuera. A razón de 6 o 7 minutos por paciente en 4 horas teóricas (pura teoría: no menos de 5 horas), echen cuentas. Y piensen que muchos no acuden por un único problema; han ido aumentando las policonsultas, sin que haya disminuido la frecuentación. Como médico de familia (de cabecera en otro tiempo), el Dr. Devuelta está dispuesto a enfrentarse a todo tipo de problemas, en su cometido de atención integral o biopsicosocial, y a ir incluso más allá.


El primer paciente, un joven de treinta y tantos años, nuevo en el cupo del Dr. Devuelta, viene a buscar la baja laboral (habitual “debut”); ha tenido un accidente de tráfico y trae el informe del hospital privado donde lo están tratando de un esguince cervical. De paso, pide la receta del antibiótico que le prescribió un dentista. El segundo es una mujer de setenta años que acude por varios asuntos; entre ellos, demanda tratamiento para su habitual dolor artrósico, quiere extraer un tapón de cerumen y desea hacer un nuevo análisis para ver el colesterol.

La consulta del Dr. Devuelta se desarrolla por el cauce habitual, llevándose la burocracia la mayor parte del tiempo: renovación de recetas, partes de baja, informes de salud, informes de dependencia, etc. La patología va de los procesos agudos banales (infecciones respiratorias de vías altas, gastroenteritis, cistitis, conjuntivitis…) a la revisión de procesos crónicos (hipertensión, EPOC, diabetes, osteoporosis…). Y entremedias, se presentan pacientes aquejando algún síntoma reciente de importancia: dolor abdominal, dolor torácico, vértigo, palpitaciones…

Nuestro especialista en medicina familiar y comunitaria (médico general de antaño), como otro día cualquiera, atiende a pacientes con problemas afectivos (trastornos de ansiedad y depresiones) y a dependientes de alcohol o drogas. Se presenta la policía con un toxicómano que demanda un ansiolítico, aduciendo estar con el mono. “Menos mal que no se trata de hacer un parte de lesiones, como tantas veces”, se consuela el Dr. Devuelta; le llevaría más tiempo cubrirlo que atender tres o cuatro citas. Otros problemas sociales, como siempre, no dejan de presentarse.

Tres citados urgentes en un espacio de 5 minutos: son pacientes de otros médicos y otro turno. El primero refiere una molestia en el costado desde hace ocho días; el segundo dice estar con diarrea y requiere un justificante para no ir a trabajar; el tercero está acatarrado y alega no poder acudir a su médico porque se va de viaje. El Dr. Devuelta no discute con nadie (sabe que no sirve de nada); los primeros años informaba sobre las normas e intentaba educar a los usuarios del sistema, pero ahora reserva sus energías. No es resignación –piensa–, es obrar con inteligencia.

Le han dado un aviso domiciliario. Le queda poco para acabar, saldrá enseguida; es cerca, irá andando, no tendrá que llevar su coche ni mendigar (aun sintiéndose el último mono) que le den apoyo logístico. Pero casi simultáneamente lo llaman a la sala de urgencias: hay un herido con un corte en un dedo; la enfermera nueva dice que no sabe o no quiere suturar. Tiempo atrás, el Dr. Devuelta ya se había quedado estupefacto al comprobar que en la actualidad hay enfermeros que no suturan heridas, incluso con orden médica. “Malos tiempos para la medicina”, murmura.

Realiza el aviso domiciliario y finaliza la jornada (en total 37 pacientes, lo que no está mal, considerando que podían haber sido más, pues no tiene posibilidad de autogestión o autonomía de gestión). El Dr Revuelta suspira... Otra rutinaria jornada, con sus variaciones, más o menos estimulantes. 

El Dr Revuelta no entiende que no se cambien las cosas, que no se simplifique el papeleo, que no se mejoren los procedimientos. Sabe que los gestores no atenderán a reivindicaciones si no se les fuerza. Sabe que no hay unión entre los profesionales para lograrlo. También sabe que en atención primaria hay médicos zombis, que no se inmutan, que obedecen sin rechistar, que se tragan su queja. Decepcionado, mantiene una pizca de entusiasmo salvador. Y procurando un mínimo de necesaria dicha, aguarda a que llegue el día de la jubilación liberadora.


sábado, 10 de octubre de 2015

Por que no nos gusta twitter ¿Por que puede ser negativo para el medico?



Prosiguiendo con nuestra inevitable tendencia a hacer de "mosca cojonera" y a pesar de la estimación y admiración que tenemos por compañeros adictos y fans de twitter, incluyendo la lectura de algunas ponencias respecto a su utilidad en Medicina. No podemos dejar de expresar, modesta pero también honestamente, lo que pensamos.

Y esto es simple y llanamente que lo consideramos una herramienta negativa y regresiva en general y singularmente para el medico, cuyo valor profesional y social  es también la reserva en la expresion y la prudencia en el juicio. 
Ello sin dejar de admitir también su componente positivo como medio de expresión  y difusión de ideas.

¿ Por qué lo consideramos negativo ?
1- La limitación de caracteres y por consiguiente de palabras, impíde la expresión de argumentos razonados , mas singularmente en el idioma español cuya principal característica y riqueza estriba precisamente en la incorporación de los matices.

Limitando y reduciendo de hecho, la comunicación humana a eslóganes, que es el medio idóneo y preferido par la comunicación con las masas, cuya característica principal como ya referían Marañon y Ortega y Gasset es la primacía de la emoción  y sugestión, y la ausencia de valor de : la razón y la verdad. ( No por casualidad es ahora el medio de expresión preferido por los politicos)

2- Esta superficialidad es precisamente el mejor medio de cultivo para el exhibicionismo , la ostentación y la exposición de la vida personal, hasta llegar a veces al histrionismo, con desvalorización o anulación de valores  humanos como la intimidad, la prudencia, la reflexión , etc.. 
Y tal vez sea esto lo que probablemente genere cierta adiccion.
3- Y sobre todo, a nivel practico, porque reduce o "seca" de hecho, la creatividad personal. 
Solo basta comprobar como compañeros con blog que habían labrado a través de años, blogs de gran profundidad y trascendía médica y social y que habían alcanzado cifras inverosímiles de lectores, se quedan reducidos ahora a escasas entradas anecdóticas con mínima trascendencia.

Por el contrario parece que han pasado a competir con personajes , respetables como todos, pero mas que peculiares, como Belen  Esteban, Messi o el pequeño Nicolas etc.. para ver quien consigue mayor número de seguidores, mas y mejores eslóganes, quien consigue retuitear mas titulares de noticias, bostezos , cuando no eructos o defecaciones verbales. ... O si desayunan churros o porras.

viernes, 18 de septiembre de 2015

El poder terapéutico de la FAMILIA y su valor social



Se suele decir que lo principal es la salud, pero seria más exacto decir que lo más importante es la familia.

Es sin duda la familia: la base de la persona y la co­lumna principal de la sociedad, por ello todo cuanto se hace para su fortalecimiento, cuidado y conservación es la mejor “inversión” personal y social.
Los médicos sabemos muy bien, que muchos problemas de sa­lud: desde un simple catarro a cualquier enfermedad hasta hace poco incurable, se controlan o curan no solo por los avances de la Medicina -sino y sobre todo- por el esfuerzo, el dolor, la dedicación y el cariño de la madre, padre, esposa, hija... en definitiva: de la familia.

El enfermo sabe y siente que el peso del dolor y la preocupación de su enfermedad son compartidos de forma incondicional por su fa­milia. y cada paso en su mejoría lo es también para ella. Y cada grado de felicidad también, esto hace que sea quizás el estimulo mas importante para seguir lu­chando, día a día, y fortaleciendose sus cimientos. 
La Medicina y los demás servicios sociales a veces podemos poner "ruedas" pero sabemos bien que quien verdaderamente  "empuja" es la familia.

El niño aprende, antes incluso de ver la luz, que su vida, su sa­lud y su futuro, es lo mas importante para alguien, en este caso a través de la figura de la madre, y este será el mejor regalo y el motor  principal de su vida
Hoy sabemos por diferentes estudios, que la entrega  incon­dicional de la madre al hijo, sobre todo en los primeros años, si bien  complementándose con la del padre, es el molde donde se for­jan los cimientos de la persona.
Recordemos que el niño aprende por mimetismo: por el ejemplo del sacrificio de los padres por  superarse, incluso por sus limitaciones...  
Es la familia pues, la estructura social mas elevada, siempre mejora­ble e imperfecta, pues ninguna obra humana no lo es; siempre construyéndose o reconstruyéndose, lo que la revaloriza aun más.
Su valor solo se conoce realmente cuando se pierde o cuando se llega a algún limite humano, por eso desde la visión del me­dico se sabe bien su precio.

Los tiempos tan acelerados que vivimos, obligan a ve­ces a mirar demasiado hacia adelante, olvidándonos tal vez que también hay que mirar hacia los lados, atrás y "hacia arriba".
Hacia los lados para disfrutar de todo cuanto se halla alrededor desde los objetos, la casa, y todo cuanto se ha conseguido con el esfuerzo del trabajo, hasta la naturaleza, la comunidad  y sobre todo de lo mas importante: de la presencia de los seres queridos.
También es necesario mirar hacia atrás: para recordar que ese camino andado y el que queda por andar solo es posible pisarlo porque ya antes fue marcado y alla­nado  por el esfuerzo, el sacrificio y la vida de otras generacio­nes que nos precedieron: Los abuelos, de ahí la deuda que hay hacia ellos.
No debemos olvidar su im­portancia en la salud social, pues representan la memo­ria social y la sabiduría de la experiencia, en la familia su presencia es doblemente fructífera, mas aun para los niños pues  les permiten nutrirse del fruto de dos generaciones, fa­vorecida por esa mágica comunicación que hay entre  abuelos y nietos.

Y por ultimo es necesario, a nuestro juicio, en el camino mirar "hacia arriba" ,porque cuando la cuesta de la vida es muy empinada, se cae o se desvía, solo se puede "ver" mirando "desde arriba" , que es de donde viene  "La luz", que marca y da sentido al caminar.

Es en la familia, donde se aprende la gran lección de la vida: que la Dignidad del ser humano no depende de las circunstancias: edad, salud, color de piel, estar dentro o fuera de su país,.. dentro o fuera de su madre.

Todo lo cual hace "pensar y sentir" que la vida, día a día,  y en cualquier  circunstancia, siempre “siempre”, es un Don.
 Nos iluminamos, una vez mas, con la luz de nuestro maestro de cabecera G. Marañon:

 “La familia es la agrupación elemental y fundamental del hombre, engendrada y mantenida por el amor, rodeada de las más delicadas fruiciones materiales y bendecida por Dios”.
Obras Completas, tomo IX, pág. 639.
 “Somos los grandes y los pequeños, mucho de todo lo que fueron nuestros padres remotos, y a su través, mucho de lo que fue la historia de toda nuestra raza, y aun gotas diluidas de todo lo que fue el genero humano.
(M) Pero sobre todo somos tanto, tanto de lo que fue nuestra madre, y a su través de lo que fue el varón que nos engendró y que compartía con ella la lucha
vital”.
 

Obras Completas, tomo II, pág. 297.

"El alma del niño parece no percatarse de las cosas; pero las recoge todas y las absorbe; guardándolas avaramente en sus estratos mas profundos; y allí, lentamente,  mientras a los ojos vulgares del niño juega y ríe, en plena e inconsciente inocencia, se va fraguando el espíritu y el carácter de mañana en moldes definitivos.
 

Lo que seremos luego, en este orden de cosas, está ya escrito desde nuestra niñez; y lo escriben las acciones, las palabras, casi los pensamientos de los que nos rodean desde la cuna."
OC. pag. 242

sábado, 29 de agosto de 2015

¿Puede un fontanero o electricista arreglar 50 averías, disponiendo de 5 minutos para cada una,.. un juez dictar 50 sentencias? ¿UN MÉDICO ATENDER A MÁS DE 50 PACIENTES?


La respuesta parece obvia, sin embargo desgraciadamente, España es el único lugar del planeta en que la respuesta  a la segunda pregunta es: SI. 

Efectivamente en España, los médicos de familia se ven obligados a atender a mas de 50, 60 y hasta 100 pacientes en consulta (incluidos niños), disponiendo de menos de 5 minutos para cada uno, debiendo además realizar durante ese escasisimo tiempo, labores extramedicas: administrativas, informáticas y de "ordenanza" de salas de espera.

¿ A que precio?  Pues como es lógico: poniéndose en grave riesgo la seguridad y la salud  del paciente y del propio medico, degradando el acto medico, lo que significa -de hecho- un atentando contra la salud publica y la propia Dignidad humana.

¿ Como es posible?  Pues tal vez resumidamente por la confluencia de tres factores:
1- Por la ausencia total de responsabilidad en los políticos gestores de la sanidad con la instrumentación política y electoral de la misma.
2-  Por el "top-secret" mediático que rodea esta realidad, y el mantenimiento de todo un sistema o entramado "parasitario" tejido en base a la explotación del médico de familia y el maltrato tambien del paciente.
3- Por la manipulación de la -casi infinita- vocación de servicio del médico, asi como la nula defensa laboral por parte de sus supuestos órganos representativos.

Por lo demás, los ejemplos comparativos serían infinitos:
Imaginemos que un juez que además de dictar mas de 50 sentencias disponiendo de menos de 5 minutos para estudiar cada caso, tuviera también que salir a organizar las citas en las salas de espera de los juzgados y rellenar todos los impresos.
O un piloto de avión de pasajeros, que ha de volar solo (sin copiloto) y sin descanso durante mas de 6 horas (algo ilegal), y que además tuviera que realizar casi todas las tareas administrativas de los viajeros: control de tikets de vuelo, servir los refrigerios... y también organizar la sala de embarque, haciéndose responsable ante los viajeros de los retrasos en los vuelos.
O que un arquitecto se ocupara también de poner el cemento y los ladrillos en los edificios.  
¿Acaso es mas importante una sentencia, un viaje, una casa.. que la salud?

Pues todo esto y mas, es lo debe hacer -hoy por hoy-  el médico de familia en España, "sin que pase nada -hasta ahora-".

Mientras tanto, carteles como este, tal vez no dejan de ser útiles, aunque la verdadera solución -que al parecer ya está en camino- solo puede ser una respuesta judicial y política.


PD- Lamentamos tener que ilustrar esta entrada con un vídeo en clave de humor, sobre  un tema  tan dramático socialmente, pero tal vez no exista nada mas expresivo para mostrar la realidad que viven los médicos de familia en España en sus consultas de la denominada "atención primaria ".


domingo, 16 de agosto de 2015

La explotación laboral de los médicos de familia, en verano: mas y peor




Como todos los veranos -coincidiendo con las vacaciones y la ausencia de sustituciones de médicos en los centros de salud-, se pone de manifiesto de manera más diáfana y transparente: la actual situación de explotación laboral de los médicos de familia en España.
 Y al igual que cuando baja la marea, lo que queda al descubierto y se ve con mayor nitidez, es: todo un complejo entramado o sistema parasitario montado en base a la explotación del médico y el maltrato también del paciente:

Por ejemplo se pueden ver Centros de salud, con 2 o 3 médicos -literalmente torturados-  haciendo el trabajo de 6 o 9, y por ello atentiendo en consulta a más de 50, 70 o 120 pacientes, disponiendo de menos cinco minutos para atender a cada uno de ellos. (generalmente se "usan" como suplentes: medicos de familia jovenes en paro o en formación).
Mientras tanto, el resto de personal sanitario y no sanitario, sí suele disponer de sus respectivos suplentes y por ello haciendo el trabajo con su carga habitual, que en en el caso de otros profesionales sanitarios, puede o suele ser: consultas de 4 o 5 pacientes por día.

De forma  expresiva y metafórica, se podría decir que los centros de salud son en verano -más que nunca-:  centros de tortura para médicos, y de ocio y relax para el resto de personal sanitario y no sanitario
O lo que es lo mismo: "Auswich" para médicos, y "Marina-dor" para el resto del personal laboral.
Mientras tanto, continua en "paradero desconocido" y como siempre ausente: la responsabilidad en la gestión sanitaria, y se mantiene el Top-secret mediatico que rodea a esta gravísima realidad social.

Todo esto, ya lo describimos con mayor detalle y profundidad en esta otra entrada:
Todo lo que hay detrás y alrededor del acto médico y de la "barra-libre"

Entre tanto, y con la expectativa positiva que parecen significar los nuevos equipos directivos de la sanidad madrileña, cargados de buenas intenciones, confiamos en que puedan revertir esta grave y compleja situación cronica de nuestra sanidad.

No lo somos tanto con los supuestos representantes profesionales, incluidos dentro de dicho sistema parasitario, y que parecen mas entretenidos en conseguir algun centimo de euro mas en las extras o arañar algun nuevo moscoso para los fijos

 Y es que al final, las grandes victimas son como siempre el medico y el enfermo (unos sin saberlo y otros sin quererlo saber)..,. y la sociedad entera, pues la degradación del acto médico conlleva una desvalorización de la dignidad humana y supone un retroceso social.

Parece que los partidos políticos emergentes, sí se están tomando en serio la atención primaria y puede que sea una de sus grandes bazas electorales.
Con todo los riesgos que esto supone, no deja de ser tambien una esperanza.