sábado, 25 de mayo de 2013

¡Porque algunos médicos escribimos blogs? ¿cuales son los peligros?



La respuesta a la primera pregunta, tal vez seria la misma que darian otros compañeros a quienes que les da por hacer cualquier otra actividad: "Porque queremos, nos apetece y nos sale del alma."

A algunos les da por observar la naturaleza y escribir sobre ella, es el caso de un querido y admirado compañero, que lo hace sobre aves en peligro de extinción y atesora una de las colecciones de conchas marinas mas completas del mundo; otros practican la agricultura ,submarinismo, otros les apasiona el arte, la música, la fotografía, otros escriben poesía,  historia, etc.
 Lo cierto es que casi todo suele girar en torno a  la naturaleza y el arte:  esto es, todo aquello que conlleva sello de trascendencia y  huella de eternidad.

Y es que, quizas la propia naturaleza del trabajo del médico que conlleva el contacto con el sufrimiento humano y la muerte, tal vez le impulsa hacia actividades artísticas como reacción compensadora y saludable.
Ya dice el refrán que "Quien sólo sabe de medicina, ni de medicina sabe" .

Pero cuales son los peligros que conlleva ser bloguero, y sobre todo "bloguero de exito":
Pues como siempre, todos los que se derivan de las borracheras de poder :
 1-Narcisismo profesional y personal: sentirse médico sabelotodo, pontificando sobre todo cuanto se escribe y piensa.
2 Sentirse líder daviniano y guia espiritual, emitiendo cada entrada del blog, como una nueva carta parroquial, dirigida a nuestros seguidores de los que nos sentimos responsables de su salud física y espiritual.

Y es que, no es fácil preservar la objetividad, la humildad y tal vez hasta el equilibrio mental, sabiendo que se tienen cientos o miles de seguidores que se supone leen todo cuando escribimos, mas aun cuando algunos se encargan de manifiestar su fervor.

Cual seria el mejor tratamiento?: pues simplemente una buena dosis de realidad y la consiguiente cura de humildad:
-Lo cierto es que la mayoría de seguidores solo lo son nominales, y  visitan el blog excepcionalmente.
-La mayoria de quienes nos leen se limitan a leer los primeras lineas o entrelineas mientras tambien picotean, alternan o pasan a otras web mas o menos "entretenidas".
-La gente que nos lee es mas madura de lo que tendemos a pensar y tienen sus propias opiniones, tan respetables o inamovibles como las nuestras.

Lo cierto es que algunos escribimos, tal vez mas como valvula de escape o de olla a presión, pensando ilusoriamente que podemos cambiar nuestra realidad profesional y social..
Aunque la cruda realidad se encargue de demostrarnos sistematicamente, la gran verdad de que: solo con acciones mas que con palabras, es posible cambiar esa realidad.


Sobre esto, nuestro maestro G. Marañón  nos dice estas palabras:

 "El médico no sabe de los hombres más que cualquier otro conocedor de la vida. 
 Lo he dicho muchas veces: nada hay más impersonal que la enfermedad, como no sea el pecado; y, por eso, el médico que solo ve en los enfermos los síntomas -como el confesor que solo se entera de los pecados de su penitente - está muy amenazado de no saber casi nada de cómo es, en verdad el que sufre del cuerpo y el alma."


4 comentarios:

  1. Supongo, amigo Juan, que en general escribimos por la necesidad de comunicar, de debatir, de descubrirnos... y, tal vez, de sentirnos queridos. Lo malo es caer en el envanecimiento. Por eso mi segundo post iba dirigido a conjurar la vanidad...
    http://medymel.blogspot.com.es/2009/01/poema-para-conjurar-la-vanidad-glorias.html


    ResponderEliminar

  2. Gracias amigo Jose Manuel por tu punto de vista, siempre enriquecedor, seguramente tienes razón, en el fondo de todos nuestros actos siempre tambien está la reafirmacion personal, ( como decia Martin Descalzo todos somos "mendigos de amor" ), y tambien -como en todo- tal vez es cuestion de dosis y tiempo o madurez.

    Extraordinaria entrada, la que pones de enlace, amigo Jose Manuel, que dicho sea de paso retrata tu cualidad y calidad personal y profesional.

    ResponderEliminar
  3. En mi caso no he leído sólo un par de líneas.

    Me gusta mucho el artículo pero ¿valbula?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido amigo anónimo, gracias por el apunte, que dicho sea de paso sirve para bajarnos los humos, que no los umos.

      Eliminar