jueves, 5 de diciembre de 2013

TDAH: tratamientos alternativos de las enfermedades "inventadas"



Coincidimos con muchos compañeros, en que existen "enfermedades" que podríamos calificar como "inventadas", aunque reconocemos que hay síndromes conductuales cuya etiología puede ser múltifactorial pero que en ningún caso podríamos catalogar como enfermedad.
También coincidimos en que los tratamientos propuestos en algunas de ellas, son una aberración.
Y asimismo, que no es fácil convencer a los padres de todo ello, sobre todo cuando existe detrás un problema escolar y menos aun, si ya ha sido diagnosticado por algún "especialista de pago" y tras realizar algun test avalado por alguna "revista medica en ingles".

Pero también sabemos que la singular relación del médico de familia con el paciente -basada en la verdad, la confianza y la generosidad-, posee un alto valor y tiene un gran poder de convicción, es por ello que conseguimos arrancar algún tratamiento de estas "enfermedades", en esta caso TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad)

Exponemos, al respecto, un caso reciente:
 Paciente de 14 años diagnosticado  de TDAH y que durante el curso anterior estuvo en tratamiento con metilfenidato, al parecer experimentó una cierta mejoría en su rendimiento escolar aunque no tanto en su vida familiar pues el niño seguía siendo de carácter  "algo despistado";  nos dicen que durante el tiempo que tomó la medicación se observó frecuentes nauseas, mareos y una sensación de despersonalización o como "de estar colocado"

Nos llega a la consulta y tras realizar la exploración observamos un niño eutimico y de razonamiento y expresión normal, y tras una una cuidadosa anamnesis descubrimos que apenas desayunaba y no comía nada durante toda la mañana, cuando iba al colegio.

Convencimos a los padres para no iniciar el tratamiento con metilfenidato en el nuevo curso, y propusimos como alternativa: desayunar bien:  pan con aceite o churros,  leche..etc, y  a media mañana: un bocadillo con fruta o zumo.
Y como fármaco indicamos vitamina B6 (piridoxina) a dosis de 300 MG (1-0-0 ) y 1 comprimido con ácido folico + vit B12  (0-1-0), excepto sabados y domingos.

Debemos decir que el resultado ya desde las primeras semanas y pasados los tres meses es literalmente espectacular, tanto a nivel de rendimiento escolar como conductual y también respecto a la autoestima personal (factor aun mas importante en la etapa critica de la pubertad)

Constatamos, una vez mas, la experiencia positiva con la piridoxina como eficaz astenolitico, antianorexico y estimulante de la memoria.

Pero sobre todo constatamos la necesidad -casi vital- de evitar las hipoglucemias matinales y el estado de cetosis consiguiente, tan frecuentes en niños escolares con hábitos alimenticios no saludables, debidos a desayunos y almuerzos deficientes o inexistentes.

Por desgracia poco o nada podemos hacer respecto a otros factores estructurales -tanto a nivel social o familiar- que posiblemente se hallen en la etiopatogenia de muchas de estas conductas anómalas.


2 comentarios:

  1. Esto es, como en la mayoría de cuestiones, un problema educativo y de sentido común, éste ya casi desaparecido de nuestro medio socio-familiar. Por lo demás, ¿quién diría que también una cuestión de carencia nutricional?, en una época de abundancia (aunque ahora no tanto). En definitiva, amigo Juan,educación (teórica y física) y nutrición (con una mirada a Popeye y trocando espinacas por suplemento vitamínico B).
    Muy interesante entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Jose Manuel por tus siempre estimulantes comentarios, como bien dices se trata de un grave problema social: a los niños se les deja apresuradamente en la escuela o guarderia pues apenas no da tiempo para desayunar y llegar al trabajo, la hipoglucemia y cetosis por el ayuno les produce somnolencia e inapetencia por lo cual no les apetece comer nada durante la mañana... aparentemente no es un problema pues siempre es mas facil y comodo controlar a un niño somnoliento que a uno inquieto.

      Al final es tambien un problema de falta de una politica de conciliacion de la vida familiar y laboral.
      Y es que los politicos donde meten la pezuña ya se sabe que es tierra quemada; por desgracia la sanidad, la educación y la familia son sus terrenos favoritos para la manipulacion de las masas y sus politicas de ingenieria social.

      Eliminar