sábado, 19 de enero de 2013

Cosas que un español admira (y envidia) de México. 1



Regreso nuevamente de México y vuelvo, una vez mas, seducido por ese maravilloso país.
Quizas mi posición como observador, es privilegiada pues permite una visión, no tan alejada y aséptica como la del turista, pero conservando la suficiente perspectiva para “ver el bosque”,  y a la vez, la mirada puede ser próxima y cercana, por poder vivir integrado en la sociedad dentro del entorno familiar, lo que permite percibir, si cabe con mayor intensidad, su realidad, como la mirada del niño que absorbe como esponja, cualquier detalle de su circunstancia vital.

Y no puedo de dejar de expresar mi admiración y "sana-envidia" por cosas que veo y que me gustaría tuvieran y estuvieran también en la sociedad en la que vivo... porque considero que significan valores eternos y universales constitutivos del verdadero progreso humano.

Son multitud de detalles expresados en las formas y en el fondo, en los habitos y costumbres, signos todos ellos, que dibujan una realidad social enormemente viva, fecunda y seductora.
Y es que, sin duda la mayor riqueza de México es su riqueza humana, todo lo demás viene por añadidura o es consecuencia de la misma.

Ello, lógicamente sin olvidar los graves problemas y "enfermedades sociales" que aun azotan a este querido país y limitan su engranaje.
Es, a nuestro juicio, México el país hispano, más hispano; incluso en muchos aspectos tal vez lo sea más que la propia España, si entendemos por "hispanismo" los valores superiores de civilización que forjaron todas las generaciones que nos precedieron.
Si bien la fusión y simbiosis con las tradiciones indígenas ha enriquecido y generado una cultura singularmente fecunda.

Si hubiera que definir a Mexico, a grandes trazos, diriamos: que es un lugar, en el que todo el mundo parece empeñado  -desde que se levantan hasta que se acuestan- en tratar de hacerse la vida mas fácil y llevadera unos a otros, y de paso, ganarse la vida en ello.
Y lo hacen de forma casi lúdica, con esa alegría natural que surge cuando se sabe instintivamente que se actúa en una dirección vital correcta, y que todos los trabajos son iguales en dignidad.

Es fácil ganarse la vida por ello, en cualquier lugar o circunstancia: desde poniendo un puesto en la puerta de sus casas para vender tortillas o tamales, acercando a los domicilios alimentos o medicinas a quien lo solicita, ayudando a aparcar, maniobrar o echar la gasolina en los coches para evitar molestias a los conductores, introduciendo en las bolsas lo comprado por los clientes en los supermercados, etc.
  Y todo ello porque, entre otras cosas, el poder "servir" -con todo el profundo significado que tiene esa palabra- se considera una forma digna y no humillante de ganarse la vida y se siente como una contribución al enriquecimiento de la sociedad,

Baste decir que la palabra mas dicha y oída, en cualquier lugar o momento, y la segunda que aprenden los niños despues de "Mama", es: "GRACIAS", pero no es usada como muletilla verbal o mera expresión formalista, como sucede en algunos países europeos, sino que aquí aparece con un profundo significado expresivo para quien la dice: que trata de mostrar agradecimiento, pero al mismo tiempo conlleva generosidad: para hacer sentir bien a quien se le dirige.

A menudo se sustituye por otras igualmente significativas como ¡Que tenga un buen dia¡ o !Que le vaya bien!, o !Que Dios le bendiga¡ , que tanto recuerda a la expresión entrañable, ya casi desaparecida en nuestro país, de ¡Vaya usted con Dios!.
 La respuesta al "Gracias": suele ser: ¿No,.. de que? , casi parecido al ¡de-nada! o ¡al no-hay-de-que!  pero a nuestro oido, suena aun mas agradable. Otra expresión habitual cuando se requiere firmar algo es: ¿Le molesto con su firma?, en lugar del taxativo: !Firme aquí! de a.
.
Existe una profunda religiosidad o sentido trascendente de la vida en el pueblo mexicano, que se manifiesta en multiples formas y circunstancias, por ejemplo: cuando venden (especialmente los indígenas) alguno de sus artículos artesanales, se santiguan tras de ello, no sin cierto pudor.
Ademas de la presencia constante (y el profundo significado) de la Virgen de Guadalupe en los hogares, las calles y la vida de casi todos los mexicanos.
El dia del trabajo, los albañiles colocan en todas las obras del pais, una cruz adormada de flores que permanece hasta que se seca.

Y es que, la presencia de las flores es otra constante en la vida de los mexicanos; A este respecto ya nos decia el maestro Gregorio Marañon:
"El humanismo es la flor de la humanidad, y la civilización en nada se mide como en el amor a las flores"   

No me cabe duda que el viejo mundo recibirá de América la energía que lo vitalice y, posiblemente, la luz que lo redima”.  
"América como hecho biológico será eternamente un mundo nuevo, abierto al descubrimiento perenne, para los hombres dotados de sentido humanista”.     

Sorprende gratamente la enorme valoración social que hay del anciano, especialmente de las abuelas, así como de de las madres y de los niños: el dia de la Madre es fiesta nacional y se manifiesta en múltiples formas de respetabilidad y apoyo social.
Tambien existen descuentos permanentes a los ancianos en casi todos los establecimientos publicos (supermercados, hoteles, etc) lo que revierte en un apoyo social de la familia. 
Por no hablar del respeto a los muertos, haciendose una simbiosis fecunda entre las tradiciones indigenas y el cristianismo, y generando esa especie de fiesta sublime de homenaje a los muertos y de revaloración de la familia y la dignidad humana.

También sorprende gratamente su patriotismo, entendido este, no como exclusión ni chovinismo, sino mas como respeto, compromiso y valoración con la sociedad en la que se vive y como un reflejo de la estructura familiar.

Tal vez, no por casualidad, es alli donde se engendra la música mas expresiva del mundo, desde el punto de vista melódico y  emocional:




6 comentarios:

  1. Que bonito saber que a alguien le parece tan bonito mi país!
    Ojala tenga usted la oportunidad de visitar Chiapas...
    https://www.facebook.com/SoyChiapanecote?fref=ts
    http://rialacademia.org/
    y que le vaya bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, espero poder visitar ese estado en alguna ocasión, seguro que es hermoso.

      Eliminar
  2. Pues que se mantenga la llama mexicana (hispana), amigo Juan, porque la española (deshispanizada) ya está casi consumida.
    ¡Que te vaya bonito!

    PD. Buena ilustración melódica. Pedro Vargas y Jorge Negrete, los dos más grandes, casi nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Jose Manuel, efectivamente da una poco de tristeza comprobar y sentir que hay valores que aqui se han perdido, otros tal vez nunca se han desarrollado tanto como alla: al "otro lado del charco" y singularmente en Mexico.
      Uno entiende a nuestro maestro Marañón, cuando hablaba de "la nostalgia de America" que siente un español tras visitarla.
      !Ojala que te vaya bonito! ... gracias por recordarme tambien esa hermosa expresión.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Jose , lo mismo digo de tu siempre interesante y ameno blog.

      Eliminar